UN HOMENAJE A PEPE URBANO
(Ejemplo de sabiduría popular)
LA MUERTE


 II. La muerte.

Si hay algo que no ha cambiado desde el tiempo de Pepe Urbano hasta el nuestro es que todo el que nace va al hoyo. Eso lo tenía muy claro el poeta,  y lo dejó escrito con la maestría que vamos a ver.

1
El sepulcro es la morada
donde después de vivir
gusanos me han de roir
bajo una fosa tapada.
Allí volveré a la nada
lo que era antes de nacer
allí se acaba el placer
y se termina el sufrir
allí tenemos que ir
todo el que llegó a nacer.
2.
Hay gente tan engreída
que se creen que son tan fuertes
que no los lleva la muerte
y eso es una bobería.
ella anda noche y día
recorriendo el mundo entero
ella se lleva a un obrero
igual que a un capitalista
y en cuanto estamos en lista
nos mata como corderos
3
A la triste sepultura
bajan los grandes talentos
con todo su entendimiento
a hacerse allí una basura.
Esta es una verdad pura
marcada por el destino
allí van los asesinos
obispos y padres santos
y no les valen los cantos
ni empeños de los padrinos.
4.
Allí se le acaba el cuento
a todos los señorones
que se tragan los jamones
y nos tienen tan hambrientos.
Allí va el rico opulento
el médico, el abogado,
los más grandes hacendados
sin olvidar al banquero
y no les vale el dinero
aunque aquí le haya sobrado.


Aquí va otra:

1
Nadie se debe afanar
en amontonar riquezas
que ésa es la mayor torpeza
que se puede imaginar.
Sólo debe codiciar
el cotidiano alimento
vivir alegre y contento
gozando de diversiones
porque el que tiene millones
no está tranquilo un momento.
2
Muere un rico poderoso
y apenas lo han enterrado
quedan sus hijos fajados
parecen perros rabiosos.
El cura dice dichoso
tú que te fuiste al cielo
le hacen un entierro lleno
le canta el kirieleisón
y se lleva un bolsillón
bien repleto de dinero.
3
El benerim judicaris
le dice en aquel momento
ya cesó tu sufrimiento
y a la tumba descansaris.
Cuánto dinero dejaris
en la vida transitoria
y así termina la historia
del rico más poderoso
y el cura dice dichoso
tú que te fuiste a la Gloria.



Pero Pepe Urbano no sólo se dedicaba a filosofar sobre cuantos temas pasaban por su cabeza, también era un cronista de su época y como tal narraba los hechos que acontecían en su entorno, unas veces con sentido del humor y otras con un profundo sentimiento.

1
Con el caso de Ismael
me dan ganas de reír
se murió y volvió a vivir
eso sí que es un placer.
No se cómo pudo él
haber tenido esa suerte
virarle el culo a la muerte
que no lo pudo llevar
hoy no hace más que cantar
y con eso se divierte.

1
Afonso el de chu Juan Vista
tendió que yo me había muerto
y yo que estaba despierto
miré y no estaba en la lista.
Y no es que yo me resista
de este viaje que hay que dar
ella me mande a buscar
cuando a ella le de gana
pero con esta jarana
no me vuelvan a jugar

1
Murió mi mamá querida
en una edad muy temprana
y yo moriré mañana
la muerte no nos olvida.
A la tumba entristecida
todos tenemos que ir
entre el nacer y el morir
corremos la misma suerte
y aunque tememos la muerte
tenemos que sucumbir.

1
Hoy el día de finados
es el día de encender
por cumplir con el deber
de nuestros antepasados.
Esto es un deber sagrado
que viene escrito en la historia
y nos lleva a la memoria
el recuerdo bendecido
de nuestros padres queridos
que Dios los tenga en la Gloria.

1
Hijo de mi corazón
descansa en la tumba helada
ya que una mano malvada
te mató sin compasión.
Te hallabas en reunión
con dos o tres compañeros
te ha tocado a ti el primero
fatal estuvo tu suerte
duerme el sueño de la muerte
el único verdadero.

2
Tu madre con devoción
ante tu tumba postrada
rezará desconsolada
a Dios por ti una oración.
Quién no tendrá compasión
viendo esta madre tan triste
qué pluma no se resiste
viéndome en esta agonía
veinticinco años tenías
cuando del mundo te fuiste.


 


 
Zona creada y mantenida por: Fran
(Creada: 30/04/99  Actualizada: 30/07/01)