Cultura / Tradición


LAS DECIMAS DE ARISTIDES DIAZ CHICO
(Ardichi)
A JUAN GONZÁLEZ 
(JUANITO EL DE GENARO)


Juanito entre Panchito y Julio, allá por 1.966
Fue este bravo luchador
un puntal imprevisible
porque caía de entrada
o se volvía invencible.
En la historia del Brisas
de nuestro pueblo fasniero
por méritos debo ponerte
entre los puestos primeros.

De nobleza demostrada
En la vida cotidiana
en un rayo se convertía
cuando a la arena saltaba.
Nada más tocar el pito
y en menos que canta un gallo
lo veías atacar
y con su toque por dentro
seguido de reviradilla
el contrario sorprendido
al suelo iba de rodillas.





 

Si el primer toque fallaba
y sin coger la vertical
con un cango extraordinario
lo intentabas doblegar.

Que se fuera despidiendo
si lo llegabas a trabar
porque con la fuerza de un temporal
la pata le enganchabas
sin dejarlo respirar
a la arena lo llevabas.

Pero como suele ocurrir
en nuestra lucha canaria
el contrario también lucha
y sabe contraatacar
y te busca la contra
para poderte tumbar.

Y nuestro amigo Juanito
aguantarse no podía
y cuando alguien lo tumbaba
muy "cabriado" se ponía
y agarrando los porrones
en la arena los rompía.

Por ello se le llamó
en el arte de luchar
como el "Rompeporrones"
porque con muchos logró acabar.

Le vi grandes actuaciones
se portó como un puntal
y con Mariano y Panchito
acabó en El Escobonal.

Perico el de Deyo y Marcial de pié, Juanito agachado. 1966
Con todo el equipo del Brisas del Teide, Campeón de Tenerife. 1966.
Una vez en Arafo
a Fariña y Sosa tumbó
y hasta que no acabó con todos
a su asiento no volvió.

Regresó "too" sudoroso
en su ropa no cabía
¡que grande fuiste Juanito!
Nos diste grandes alegrías.

Cuántos triunfos conseguiste
siempre fuiste un puntal
y a cientos de luchadores
conseguiste derribar.

Por ello, amigo Juanito
en la historia de nuestro Brisas
nadie te podrá olvidar
porque tus luchas instantáneas
nos hicieron disfrutar.

El miedo no conociste
y con furia arremetías
y cuanto más fuerte era el contrario
con más ganas le metías.

En la historia de nuestro Brisas
escribiste grandes hazañas
y cuando te retiraste
la afición lloró tus mañas
que más nunca volvió a ver
pero que con esta poesía
quisiera que para siempre
la afición de nuestro Brisas
no te deje de querer.

Fasnia, Noviembre de 1999

Aportación de:Arístides Díaz Chico

 Colaborador: Carlos "Bank"